Gracias, Fernando

Tras dos días sin palabras ante el precipitado fallecimiento de Fernado García Álvaro, hoy brota fuerte una sola palabra: gracias. Gracias a Dios por tu vida y vocación sacerdotal. Gracias por tu alegría, por tu cercanía y por tu sonrisa, capaces de tocar corazones. Gracias por tu testimonio cristiano de entrega incansable, entusiasmada y entusiasmante, en toda la Diócesis de Valladolid y fuera de ella. Gracias por tu naturalidad y sencillez. Gracias por tu apoyo a las familias y a cuantos trabajan con ellas. Gracias por tantos frutos que dejas. Gracias por rrecordarnos que nuestra vida no nos pertenece y que merce, no la pena, sino la alegría, gastarla en la viña del Señor. Descansa en paz e intercede por nosotros. ¡Gracias, Fernando!

Isabel García Blas

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.