No violencia, Hildegard Goss-Mayr.

Hildegard Goss-Mayr fue propuesta para el Premio Nobel de la Paz en 2005. Con su ya 87 años sigue trabajando para el Movimiento Internacional de Reconciliación ‘IFOR’ y el Servicio Paz y Justicia ‘SERPAJ’, Brasil. Ha publicado numerosos artículos sobre los temas de la no violencia, la paz y la reconciliación.

“No creo en el derecho del más fuerte, en el lenguaje de las armas, en el poder de los poderosos. Sin embargo quiero creer en el derecho de los hombres, en la mano abierta, en la No-Violencia.”

“Miro los rostros de los hombres de mi ciudad, y veo con horror que nos hemos convertido en los esclavos del sistema, que en el lugar del SER, es decir en el lugar del Amor ha colocado el haber: la propiedad y el poder… Atravesamos una crisis de civilización cuya amplitud no podemos medir.”

“Hemos perdido el don del discernimiento del espíritu, y nos dejamos deslumbrar por nuestras conquistas y por el lujo; tanto es así que no nos damos cuenta hasta qué abismos de pasividad hemos llegado, y a qué negación de la dignidad humana nos estamos dejando conducir.”

“La identificación es la llave para comprender los verdaderos problemas de los oprimidos (…). Esta identificación exige renuncia a las riquezas materiales, a los privilegios sociales y políticos. Las Iglesias, los cristianos, no pueden ser creíbles mientras acepten para ellos una existenca asegurada, mientras que una gran parte del pueblo no dispone del mínimo vital, y mientras que participen activamente en sístemas económicos orientados hacia el provecho, en vez de hacia las necesidades de los hombres, a sistemas que explotan y que hacen discriminación racial y soical, que refuerzan las relaciones de dependencia, y que sostienen las grandes propiedades prohibiendo al pueblo el acceso a la propiedad agrícola”.

“Cristo revela esencia de la revolución del amor. Esta es universal y total: concierne primero al prójimo; se realiza por la identificación y por la lucha por la justicia. Concierne por tanto de forma lógica y radical también al enemigo.(…) En esto reside la novedad radical del mensaje liberador de Jesús; rompe la forma de pensar amigo-enemigo, vieja, milenaria, enraizada profundamente en cada hombre, y establece la universal igualdad de valor de todos los hombres.”

“La no-violencia es una actitud de vida. La no-violencia es la única arma que respeta al otro, y que reconoce el valor de cada hombre. Queremos impedir a los verdugos ser verdugos.

 

Share on Facebook9Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.