Economía Colaborativa, luces y sombras

El jueves 9 de Marzo el Movimiento Cultural Cristiano organizó un debate sobre la Economía Colaborativa teniendo como referencia el espíritu de cooperación desarrollado por Guillermo Rovirosa y Julián Gómez del Castillo. Estos dos militantes plantearon y vivieron la colaboración por la existencia como comunión y gratuidad frente a la lógica de la lucha por la existencia y el egoísmo (incluso egoísmo colectivo) en el que se basa el sistema capitalista.

Rovirosa planteaba que incluso la cooperación pude ser un instrumento más dentro de esa lógica de lucha por la existencia y competitividad. Lo importante es hacer personas con verdadero espíritu cooperatista en todas las dimensiones de su vida.

Se proyectaron una serie de vídeos cortos que presentaban la realidad de lo que se viene llamando Economía Colaborativa (en adelante EC), sus posibilidades sus luces y sus sombras. Llamó la atención que algunos de los vídeos defensores de EC habían sido editados por grandes empresas como Vodafone o el Banco Santander.

En el debate se constató que bajo el nombre de Economía Colaborativa se incluyen un amplísimo rango de realidades, desde las más pequeñas y con espíritu claro de cooperación a las que se han convertido en negocios multimillonarios para los intermediarios (como en el caso de AirBNB).

Por otro lado se constató que siempre ha habido experiencias de colaboración desde abajo, a nivel vecinal, familiar, etc. que en muchos casos se han venido perdiendo en pos de un feroz individualismo. La novedad que plantean las nuevas tecnologías de la comunicación es la posibilidad de extender las posibilidades de colaboración más allá de los círculos de confianza tradicionales.

Sabiendo que el capitalismo siempre tiende a que unos pocos saquen provecho de la colaboración de muchos, el reto planteado hacia el final del debate era cómo avanzar en experiencias realmente colaborativas, desde abajo, que no sigan la lógica del consumismo de bienes y servicios innecesarios ni la del lucro a toda costa. En ese sentido se aportaron algunas ideas sobre el intercambio de libros de texto, de bienes de segunda mano, reparar en vez de desechar, cooperativas de crédito en las que no haya interés o incluso organizar las vacaciones de forma colaborativa.

Evidentemente el encuentro no agoto el tema de la EC, sobre el que será necesario seguir profundizando dadas las importantes implicaciones que ya está teniendo en la concepción del trabajo y la propiedad, en la reestructuración del mismo sistema capitalista, etc.

Share on Facebook6Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.